Saltar al contenido

Cómo reclamar la hipoteca multidivisa: guía y modelos

Cómo reclamar una hipoteca multidivisa

Cómo reclamar una hipoteca multidivisa

Desùés de las últimas sentencias, las hipotecas multidivisa ya son consideradas, como ya lo fueron las clausulas suelo o el IRPH Bancario, sospechosas de incurrir en clausulas abusivas. Si firmaste una hipoteca multidivisa en su momento y pretendes reclamarla, sigue leyendo este post pues te informaremos de la metodología a seguir, así como los principales modelos. Allá vamos:

¿Qué es una hipoteca con cláusula multidivisa?

Las hipotecas multidivisa son una variante de las hipotecas convencionales, un producto financiero que comenzaron a comercializar los bancos hace unos años que tenía como principal diferencia que el importe de la deuda que hacía frente el usuario no estaba calculado en moneda local sino en moneda extranjera.

Pero no vayamos tan rápido. Antes de conocer lo que es una hipoteca multidivisa conviene recordar la propia definición de hipoteca. Una hipoteca es -en lenguaje lo más sencillo posible- un préstamo de dinero relacionado estrechamente con un inmueble (por ejemplo una vivienda) en el que dicho inmueble actúa como garantía si se produce un impago.

En otras palabras: puedes ir al banco y pedir un préstamo, y si no lo devuelves, solo deberás dinero. Sin embargo, si pides una hipoteca para comprarte una casa y no devuelves ese dinero, la vivienda actúa como garantía y pasará a ser del banco.

Pues bien, la hipoteca multidivisa supone una vuelta más de tuerca ya que el valor de la deuda que contraes depende de las fluctuaciones de una o varias monedas extranjeras (normalmente yenes o francos suizos). Así, lo que te costará tu casa dependerá de lo fuerte que esté el euro frente a la moneda extranjera, ya que es importante entender que tú siempre te estarás endeudando en euros.

Esto supone una doble incertidumbre:  a la de saber si podrás pagar tu casa se le une el riesgo de las variaciones de la divisa. Si el euro sube, tardarás menos meses en tener tu casa pagada. Si por el contrario el euro baja, deberás pagar más dinero en euros por tu vivienda.

Sentencia del Tribunal Supremo sobre las hipotecas multidivisa

Ciertamente han sido no una sino hasta cinco las sentencias que han fallado a favor de los consumidores en los últimos años, declarando nulas varias hipotecas multidivisa.

A la primera de ellas, emitida en 2014, le han seguido otras en causas contra Barclays, Santander, Caixa Catalunya y Bankinter.

El Tribunal supremo ya se había pronunciado en 2014 cuando manifestaba que las hipotecas multidivisa tenían que ser correctamente comunicadas a los clientes, pudiendo ser anuladas en caso contrario.

No obstante, la sentencia más mediática llegaría en 2017, en la que el TS se “desdecía” cambiando el sentido del fallo de una sentencia de 2015 que daba la razón al banco. Así, no solo ha habido sentencias del TS, sino que también el Tribunal de Justicia Europeo ha fallado a favor de los clientes, tanto en 2014 como en 2015.

Puedes profundizar más sobre el historial de estas resoluciones en este enlace.

¿Cómo puedo reclamar mi hipoteca multidivisa?

Por supuesto, como ciudadano y consumidor estás en tu perfecto derecho de poder reclamar una hipoteca multidivisa. No obstante, te adelantamos que la clave estará en que puedas demostrar que no fuiste correctamente informado del riesgo de lo que estabas contratando.

Como decimos, la clave de las hipotecas multidivisa están en la información recibida por el usuario. Esto es porque hay dos sentencias contradictorias, una del Tribunal Supremo y otra del Tribunal de Justicia Europeo, en la que se debate si las hipotecas son un producto financiero o no. Esto tiene muchas implicaciones, ya que si es un producto financiero, la normativa aplicable será la de la Ley del Mercado de Valores.

Los pasos para reclamar tu hipoteca multidivisa serán los siguientes:

  • Consigue un modelo de demanda de hipoteca multidivisa. Esto lo explicamos en el siguiente punto
  • Entrégalo y pide a tu banco la nulidad de la hipoteca multidivisa, y que tu hipoteca sea una hipoteca en euros.
  • Solicita también que se recalcule tu préstamo desde el principio, y que no se tenga en cuenta el perjuicio económico sufrido por las fluctuaciones de la moneda extranjera.

Si no tienes claro el procedimiento, y es que puede llegar a ser abrumador, te recomendamos contar con el asesoramiento jurídico de tu gabinete, asesoría o despacho de abogados de confianza.

Modelo de demanda de hipoteca multidivisa

Pongamos un ejemplo real para que se entienda. Puedes copiarlo y pegarlo en un documento de Word. Y si quieres que te lo enviemos, escríbenos en comentarios y te pasamos un enlace.

Al Servicio de Atención al Cliente

(Nombre y Apellidos del interesado)
(Dirección, Código .Postal., localidad y provincia)

(Nombre del banco)
(Dirección del Servicio de Atención al cliente / oficina / ó sede social de la entidad en España)

En Murcia a 25  de Enero de 2020 (Sustituir localidad y fecha)

Asunto: Préstamo hipotecario multidivisa

Estimados/as señores/as:

PRIMERO.- Me pongo en contacto con ustedes en posición de cliente titular del préstamo hipotecario nº ……… Como saben, se trata de un préstamo MULTIDIVISA, referenciado más concretamente a (YENES / FRANCOS SUIZOS). Es público y notorio, como sin duda debe estar en conocimiento de esta entidad, que este modelo de préstamos están provocando desde hace un tiempo un enorme perjuicio a cientos de clientes afectados en nuestro territorio.

SEGUNDO.- El Tribunal Supremo, en sentencia de 30 de junio de 2015, ha considerado que las hipotecas multidivisa son un instrumento financiero derivado. Esto es así porque las cuotas a pagar y el capital pendiente de amortización dependen de un activo subyacente: una divisa extranjera. Así, se aplica, por tanto, la Ley del Mercado de Valores.

TERCERO.- El Tribunal Supremo expone textualmente en la Sentencia citada que “los riesgos de este instrumento financiero exceden a los propios de los préstamos hipotecarios a interés variable solicitados en euros”. Este criterio se está demostrando FUNDAMENTAL para muchos afectados, que comienzan a ganar demandas judiciales contra sus entidades, con objeto de declarar NULA la cláusula multidivisa por vicio en el consentimiento, es decir: por desconocimiento de lo que en realidad se estaba contratando, como era, sin duda, mi caso.

CUARTO.- Durante los años de comercialización de estas hipotecas, el euro se había apreciado muchísimo con respecto al resto de divisas; por tanto, el riesgo de caída era alto. La información proporcionada en su momento fue absolutamente deficiente, ya que nunca, de haber conocido los riesgos, habría contratado un préstamo hipotecario como el actual, que me perjudica de manera intolerable. He de recordar que la Sentencia del Tribunal Supremo a la que me he referido conlleva un aumento en los deberes de información previos a la contratación, al aplicarse la Ley del Mercado de Valores. Insisto en que la información fue por completo insuficiente.

QUINTO.- Existe numerosa jurisprudencia, además de la fundamental sentencia del Tribunal Supremo referida, que avala la nulidad de la cláusula multidivisa. Cada vez son más los Juzgados y Audiencias Provinciales que confirman la tesis del Tribunal Supremo en España y anulan esta cláusula multidivisa tan perniciosa; las hipotecas son reconducidas al índice Euribor con un diferencial razonable. A modo meramente de ejemplo, recordemos la sentencia de la Audiencia Provincial de Oviedo. El Auto declara la nulidad de las cláusulas multidivisas por considerarlas abusivas, y obliga a recalcular el préstamo en euros. Los afectados han recuperado, además, alrededor de 40.000 euros.

La Audiencia Provincial de Madrid también se ha pronunciado en términos similares. La sección undécima decretó la nulidad y calificó las cláusulas como abusivas. Se trataba de un caso tremendo: en cinco años, el préstamo hipotecario aumentó de 270.000 a 380.000 euros, después de haber abonado más de 80.000.

Por todo ello le SOLICITO:

  • Que se deje de aplicar la cláusula multidivisa y mi préstamo hipotecario sea referenciado al índice Euríbor; y que sean devueltas las cantidades resultantes de haber aplicado el índice Euribor y no la perniciosa cláusula multidivisa, desde la firma del préstamo hipotecario.
  • Todo ello en atención a que numerosa jurisprudencia declara su ilegalidad; y a que no tuve conocimiento en el momento de la contratación de cuán perjudicial iba a resultar este índice en mi préstamo hipotecario, ya que, de otra forma, jamás lo hubiera contratado.

Sin otro particular, confiando en no verme obligado a considerar otras acciones y esperando a que accedan a mis peticiones, reciban un cordial saludo

Atentamente,

——————- ( Su Nombre y apellidos)

Calculadora de hipoteca multidivisa

Si necesitas calcular el perjuicio que ha supuesto tu hipoteca multidivisa con el objetivo de cuantificarlo en euros, en esta página puedes disponer de una calculadora de hipoteca multidivisa con la que podrás documentarte antes de enviar tu reclamación al banco correspondiente.